Bienvenido a mi Web


Clarinetes...



Existe toda una familia de clarinetes según el registro: desde sopraninos afinados en do, mi bemol o re, hasta octocontrabajos afinados en si bemol.

Los más utilizados son:



El sopranino en Mi bemol (también llamado requinto y pitu montañés en Cantabria)(1)

Soprano en Si bemol.(3)

Clarinete en La.(4).

Clarinete Alto.(5).

Clarinete contralto.(6)

Clarinete Bajo (en si bemol).(7)

Contrabajo en si bemol. (8)



Además hemos de agregar dos tipos de clarinetes muy utilizados durante el clasicismo musical (que son justamente los utilizados en la mayor parte de las obras de Mozart): el clarinete di bassetto (afinado en la), y el corno di bassetto (afinado en fa).

Casi todos estos instrumentos son transpositores. La razón más plausible es que el clarinete soprano en do (en desuso) era demasiado estridente por su gran contenido de armónicos agudos, por lo que se le prefirió el clarinete si bemol (el más empleado) y en la (principalmente empleado en el repertorio orquestal). Una vez fijado el soprano de la familia, los demás miembros se establecieron en relación a éste.





Bienvenidos a la web del clarinete


El nombre proviene al añadir el sufijo -et, que significa pequeño, a la palabra latina clarino, que significa trompeta (pequeña trompeta). En el Barroco generalmente se utilizaba para sustituir a ese instrumento. El timbre del clarinete es rico en matices y posibilidades expresivas.

Después de la flauta es el instrumento más ágil de la orquesta; puede emitir cualquier matiz extremo en cualquiera de sus registros, lo que hace de este instrumento una voz sumamente versátil. También es uno de los instrumentos con una de las extensiones más grandes en su registro: el soprano alcanza más de cuatro octavas y los modernos clarinetes bajos ampliados sobrepasan las 5 octavas.